Recursos

Screenshot 2015-11-21 20.11.12Conectar con Ángeles.

Es posible conectar con Ángeles? La respuesta es sí. Conectar con ángeles es nuestro

derecho y todos podemos hacerlo, basta con tener esa intención en el corazón para

que la comunicación comience a ser una realidad palpable.

Los ángeles son seres espirituales de luz creados por Dios, con la misión de guiar,

proveer, proteger, liberar, alentar, motivar, inspirar, comunicar y acompañar a los

hombres desde su nacimiento y más allá, luego de su transición del plano terrenal.

La palabra ángel significa « mensajero » y ésta es una de sus funciones más

comunes, llevar y traer mensajes desde y hacia el creador. Son carentes de ego, por

lo tanto de juicio y no solo están para proteger a los hombres, sino a todo lo creado.

Los ángeles son energía pura de amor, no poseen género, aunque su energía se

puede sentir o masculina o femenina. Aunque muchas personas no los vean

concretamente, se encuentran en todas partes y en ocasiones se materializan para

facilitarnos nuestra experiencia de vida.

Todos tenemos ángeles de la guarda asignados y podemos tener una relación directa

con ellos tal como lo hacemos con un amigo cercano. El único requerimiento es

hablarles abiertamente sobre tu deseo de conectarte con ellos y pedirles como lo

harías con alguien de tu confianza. Por cada necesidad expresa, hay un ángel

especialista dispuesto a ayudarte.

Cada uno de nosotros nace con un propósito y a veces podemos sentirnos

desanimados porque los resultados obtenidos no son los que estamos esperando.

Los ángeles nos otorgan la vitalidad para seguir adelante y nos enseñan a ver las

cosas desde varias perspectivas. Por ejemplo, nos enseñan a ver las oportunidades

ocultas detrás de alguna situación a la que estamos categorizando como un fracaso.

Los ángeles nos guían pero nosotros tomamos las decisiones, los ángeles nos ayudan

a conseguir lo queremos pero siempre nos otorgan lo que más nos conviene. De este

modo, es tan importante aprender a pedir como a escuchar las respuestas.

Si quieres ser testigo de frecuentes milagros, trabaja seguido con tus ángeles. Forma

un hábito tal como practicar un deporte; en el que entre más te ejercitas, más cerca

estas de convertirte en un atleta de alto rendimiento. Tus ángeles están ansiosos de

ayudarte, pero debes pedírselos soltando el apego a los resultados y abriendo tu

mente a recibir sus mensajes de formas inesperadas. Por ejemplo, secuencias

numéricas, visitas frecuentes de animales pequeños, mensajes a través de personas,

plumas, la TV, etc.

Los ángeles siempre están trabajando para regalarnos las bendiciones que Dios nos

manda, que se manifiestan en forma de salud, prosperidad y bienestar.

 

Cómo pedirle a los ángeles ayuda y guía

Los ángeles desean ayudarnos.

¿Te imaginas tener una vida en la que todo fluye gracias a que tienes a tu servicio, asistentes cuya misión es facilitarte tu proceso de vida? Eso sería maravilloso si la economía personal lo permitiera, ¿verdad? Pero disfrutar de este beneficio de inmediato, no te costará más que de una petición expresada mental o verbalmente, desde el corazón, para tener la cantidad de ángeles que desees trabajando para ti.

Conectar con ángeles es abrirse a la posibilidad de vivir una vida con más bienestar. Dicha conexión es un proceso sencillo, en el que antes de pedir algo, se procura conscientemente tener la intención basada en el amor y luego estar dispuesto a escuchar la guía de los ángeles desde el sentimiento y no desde la razón.

Lo primero es tener un deseo o necesidad, luego pedir y finalmente esperar las señales.

Para establecer la comunicación con estos maravillosos seres de luz, se requiere de tu acción, la cual consiste en invocarlos y pedirles su guía o ayuda, para que eso que estás deseando se manifieste en tu vida. Es importante revisar la intención para que dicho deseo se materialice, porque tal como sea la intención de base, así será el resultado. Por lo tanto, lo recomendable es desear cosas desde una intención amorosa.

¿Cómo puedo saber cuál es mi intención cuando pido un deseo?

Cuando deseamos algo desde el amor, el resultado generará bienestar para los involucrados. Una vez haces el pedido, te llegan a la mente imágenes que te muestran la secuencia de sucesos derivados de ese deseo. Si las escenas observadas te producen sentimientos positivos, tendrás claridad de que la intención está basada en el amor.

En caso contrario, tendrás claridad de que la intención está basada en el miedo y lo recomendable en estos casos, es suprimir o modificar ese deseo, ya que el resultado del mismo, te alejará de tu misión. Por otro lado, aplicará la ley del boomerang, que expresa que todo lo que lanzas regresará a ti en algún momento. Cuando el resultado de un deseo es contrario al bienestar, éste se convertirá en un aprendizaje para ti.

¿Cómo puedes saber que tu deseo está basado en el miedo? Los deseos basados en el miedo son aquellos que nacen del ego, es decir, los que te llevan a querer algo por demostrar que eres superior a otro, sobresalir sobre alguien o grupo y competir no por mejorarte a ti mismo, sino comparándote con los demás.

Los deseos pueden ser de cualquier tipo, espirituales, materiales, de salud y más. Tampoco hay medida en los deseos. En el mundo espiritual no existe grande ni pequeño, así que atrévete a pedir en grande para que los ángeles de luz te guíen y apoyen hasta conseguir lo que quieres. Cuando el deseo es para otra (s) persona (s), lo apropiado es desearle (s) bienestar. De esta forma evitarás interferir con la misión y los aprendizajes que esa persona (s) eligió (eligieron) vivir.

Un deseo debe ser idealmente claro.

Por ejemplo: Deseo tener un carro marca X.  «Ángeles de luz, denme la guía y el apoyo para obtener el carro marca X, de color X, modelo X , o ayúdenme a conseguir el que me genere mayor bienestar, de manera apropiada”. Pidiendo de esta forma aseguraremos que el resultado sea el más conveniente para nuestro proceso. Evitemos decirle a los ángeles como queremos que pasen las cosas. Sus formas y caminos son tan infinitos y con tantas posibilidades, que se escapan de nuestra imaginación.

Hay ocasiones en las que no sabemos muy bien qué pedir. Lo apropiado para estos casos, es identificar cómo te quieres sentir viviendo la experiencia que te traerá el deseo.

Por ejemplo: Siempre has querido viajar, pero desde el enfoque de la mente ves muchas limitaciones para hacerlo y esto te impide pedirlo.  Una forma de expresar este deseo podría ser algo como:

“Ángeles de luz, me quiero sentir alegre, enérgico y feliz conociendo sitios nuevos para mí, desplazándome con libertad de un lugar a otro y con libertad económica para disfrutar lo que me ofrece una nueva cultura, etc.”

Luego de pedir hay que soltar y permitirle a nuestros ángeles brindarnos el apoyo, es decir, dejarnos guiar por ellos y actuar en consecuencia.

Para recibir confirmación de que tus ángeles de luz están trabajando contigo para materializar algún deseo, puedes pedirles señales. El lenguaje que usualmente los ángeles utilizan para comunicarse con nosotros, son las señales. Es a través de ellas que te harán saber que están a tu lado, enfocados en ayudarte a conseguir el deseo que les has encomendado. Presta atención a sus señales porque si las pides, te las van a enviar. Las señales son variadas y pueden ir desde susurros en tus oídos, sueños, olores agradables que sientes de la nada, plumas que aparecen sin razón aparente, personas que te dan un mensaje de confirmación, entre otras.

El universo es ilimitado y los ángeles como parte de la misión que Dios les ha encomendado, es proveerte con  inesperados y abundantes recursos para facilitarte tu tránsito por la vida y ayudarte a materializar tus deseos. Los ángeles están hechos de la esencia divina pura, pero toda la gloria es para Dios.

Conectar con ángeles es fácil, ten un deseo, pídelo y espera las señales. Lo más apropiado para ti está por llegar.

¿Te gustó? Por favor comparte.

1 comment

Maria Victoria Rios Salazar

Hola Norkis!!! Soy Maria Victoria, nos conocimos en el evento de “I can do It – Toronto” el pasado fin de semana, junto con Angelica. Espero que haya llegado bien a Oakville y todo lo que aprendimos la haya inspirado mucho mas.

Bueno seguimos en contacto para ver si podemos concretar las terapias.

Un abrazo,

Maria Victoria

Leave a reply


*